COMUNIDADES ECLESIALES

En la Parroquia San Antonio de Padua, existen diferentes experiencias de grupos para la vivencia de la fe de los fieles. Las principales con¿munidades existentes en la parroquia son las Comunidades Eclesiales de Base, las Comuidades salidas de la Mision Continental, las Comunidades surgidas como fruto del Plan Nacional de Pastoral, las Comunidades de los Movimientos Apostolicos, como son: Renovacion Carismática Católica, Sagrado Corazon de Jesus y Comunidades Levantate.

Renivación Carismática

La Renovación Carismática Católica, Movimiento Carismático Católico o Renovación en el Espíritu Santo ha sido definida como una corriente de gracia dentro de la Iglesia Católica que integra comunidades y grupos de oración y alabanza, los cuales se caracterizan por la práctica de carismas como hablar en lenguas, la intercesión, la oración comunitaria, los retiros espirituales y jornadas de sanación. Las bases fundamentales sobre las que se sostiene su espiritualidad se encuentran en los Documentos de Malinas de 1974.

Sdo. Czón. de Jesús

Un apostolado que busca propagar la devoción y fomentar la consagración de las familias al Sagrado Corazón,

 

El apostolado promueve que en los hogares católicos se entronice al Sagrado Corazón y que las familias se consagren al mismo. Se puede promover en parroquias, comunidades, grupos eclesiales, padres de familia de colegios, etc. Para esto, se utiliza un retablo de madera que contiene en su interior una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y a los lados los textos con las promesas que recibió Santa Margarita María de Alacoque, así como las oraciones para la consagración de la familia.

Levántate

LEVÁNTATE. "Unámonos en Cristo". Es un proceso de evangelización y renovación espiritual centrado en la comunidad parroquial por un período de tres años, logrando tres objetivos: la renovación de las estructuras diocesanas y parroquiales mediante la formación de las pequeñas comunidades eclesiales; el proceso de maduración en la fe basado en el estudio de la Biblia y en una adaptación del Rito de la Iniciación Cristiana de Adultos (RICA); el fortalecimiento de las relaciones humanas y personales en las comunidades parroquiales.