III PLAN NACIONAL DE PASTORAL

AÑO 2018

TEMA DEL AÑO

UN PUEBLO EN MISIÓN FORTALECIDO POR LA EUCARISTÍA, PREPARA LA II ETAPA DEL PLAN NACIONAL DE PASTORAL, CON ORACIÓN, REFLEXIÓN Y LA PARTICIPACIÓN DE TODOS. 

LEMA DEL AÑO

CON LA EUCARISTÍA FUENTE DE COMUNIÓN, IMPULSAMOS LA MISIÓN

 

Itinerario de Evangelizacion 2018

 

AÑO 2018

AÑO DE LA EUCARISTIA  

 

MARZO

 

VALOR

Convocados por la Palabra

 

LEMA DEL MES

Asumió la condición humana (Fil. 2, 7).

 

ACCIÓN EN EL SECTOR

 Caminata penitencial llevando como símbolo una cruz.

 

ACCIÓN EN LA FAMILIA

Vía Crucis por la familia resaltando el valor de la responsabilidad, asumiendo su cruz.

 

CELEBRACIONES

SEMANA SANTA 

 

12 pasos del Plan

1. Sectorización

 

2. Equipo de Coordinación de Sector.

 

3. Red de Mensajeros.

 

4. La Carta Mensual

 

5. Acción Significativa en las Familias.

 

6. Encuentros de Evangelización para el estudio del tema del mes.

 

7. Integrar temas del mes en la liturgia dominical.

 

8. Trabajo de las comisiones unidos al Plan.

 

9. Equipo Parroquial de Animación Pastoral.

 

10. Promoción publicitaria del tema y el lema del mes.

 

11. Vivencia de la Espiritualidad de la Comunión para la misión.

 

12. Integración de las Comunidades de los movimientos.

Modelo Ideal de la Arquidiocesis de Sto. Dgo.

La Arquidiócesis de Santo Domingo, vive con alegría, entusiasmo y corresponsabilidad en un proceso de evangelización permanente;donde todos, desde su vocación de hijos e hijas de Dios, viven la santidad comunitaria, integrados en los diversos niveles de comunidad y realizan su misión en la diversidad articulada de carismas y ministerios como fermento de una sociedad nueva.

Objetibo Ultimo

La Iglesia de Cristo, presente en la Arquidiócesis de Santo Domingo, y presidida por su Arzobispo con los Obispos Auxiliares, presbíteros y diáconos, vive su unidad y santidad en la dinámica de la diversidad a través de la articulación orgánica de carismas y ministerios, se expresa en los diferentes espacios de vida comunitaria donde testimonia la fe, celebra la esperanza y realiza la caridad con relaciones fraternas, cercanas, abiertas y solidarias con todos y todas, especialmente, con los más pobres y necesitados.

Fin Ultimo

Es el Reino de Dios vivido en la comunión plena de los hijos e hijas de Dios y expresado en la unidad y santidad del Pueblo presente en la Arquidiócesis de Santo Domingo.


Problema Fundamental

El pueblo que vive en la Arquidiócesis de Santo Domingo muestra desorganización, desarticulación e indefinición a la hora de responder a las grandes expectativas y necesidades tales como: la invasión de antivalores e inadecuación entre los valores tradicionales y el tipo de sociedad postmoderna emergente;

  • El creciente empobrecimiento en todos  los niveles;
  • Una conciencia política y ciudadana débil e individualista;
  • La desintegración familiar;
  • La desorientación de los jóvenes que no encuentran un espacio en la familia, en la sociedad y en la Iglesia.
  • Los niños y adolescentes no se les trata como sujetos activos en la sociedad y en la Iglesia.

También, la Iglesia Arquidiocesana, manifiesta desorganización, desarticulación e indefinición en su práctica pastoral que se manifiesta en:

  • El mensaje evangelizador y los servicios Pastorales no llegan ni responden a las necesidades propias de todos los bautizados y bautizadas, de tal modo que, la religiosidad del pueblo va por un lado y la acción evangelizadora por otro.
  • Los agentes de Pastoral en general, muestran desconexión entre sí, desarticulación en sus funciones y desproporción entre sus posibilidades y el tamaño de sus tareas.

 Las estructuras Pastorales adolecen de descoordinación, centralismo, incomunicación entre ellas con las Zonas y las parroquias a la vez que dispersión de fuerzas y de acciones.